...y desconectar de tantas presiones. Un lugar en el que poder compartir gran parte de mis pensamientos, reflexiones y por qué no dudas y curiosidades. En este mundo lleno de mensajes, aplicacíones y estrés nunca viene mal un rato de desconexión para pararte a pensar en quien eres, en qué es lo que realmente quieres y te motiva a seguir hacia delante. Nunca digas que algo que deseas no merece la pena. Originalmente, nunca digas nunca.

viernes, 1 de abril de 2011

Pequeños poderes.

No necesito nada más que una sonrisa para salir de casa, y si chasqueo los dedos hago magia, tengo el poder de no preocuparme por nada.

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho tu blog y sobre todo esta entrada :)
    Te sigo!

    ResponderEliminar
  2. Graciaaaaaaaaaaaaas =) Buen blog tienes!

    ResponderEliminar

Seguidores